sábado, 30 de julio de 2011

¿Qué hacer con un NUEVO JOVEN en la REUNION?

Trayendo el vacío de la comunicación del nuevo JOVEN con el resto del grupo de JOVENES

A veces es difícil y es de intimidación para alguien que es nueva o nuevo en la iglesia o en el grupo de jóvenes. Una buena solución es la persona que es la “Persona de la bienvenida.”

La “Persona de la bienvenida” es alguien que tiene una buena actitud, que es amable y que entiende que a veces es difícil ser la persona nueva en la reunion juvenil. Cada grupo tiene uno o más personas que les gustaría tomar esa posición.

A continuacion te explico como deberia funcionar esta persona
Por si acaso la “Persona de la bienvenida” no debe decir, “Hola…yo soy la persona de la bienvenida”, pero en vez de eso, debe tratar de hablar a la persona nueva como si lo haría a cualquier otra persona y talvez puede sentarse con el o ella para que se sienta bienvenido. La “Persona de la bienvenida” también puede compartir lo que van a hacer en la reunion o en lo que va a pasar en momentos cuando todos están juntos y puede explicarle como se prepara la reunion y como puede participar en las reuniones o en otras actividades. Adicionalmente, y esto es muy importante, esta persona debe invitar a la persona nueva a regresar la siguiente semana y si es posible, que hable con el o ella a su celular un día antes de que se van a congregar de nuevo. (seria mejor que sea un varon que sea la persona de bienvenida para hablar a otro varon y mujer en el caso de que la nueva persona sea mujer )

Tener 2 o más de las “Personas de bienvenida” para llenar el vacío de la comunicación es muy importante porque esto va ayudarle a la persona nueva a sentirse mas cómodo en la reunion y va a estar dispuesto a regresar y de esa manera puede estar más cerca de conocer a Dios.
¿SI TIENES ALGUNA OTRA IDEA, ESPERAMOS TUS COMENTARIOS Y APORTES?

sábado, 23 de julio de 2011

Usar el humor en la enseñanza de los jovenes




Usando el HUMOR en la ENSEÑANZA con los JOVENES

Posted: 21 Jul 2011 09:17 PM PDT


Usando el HUMOR Efectivamente
en la ENSEÑANZA con los JOVENES


(Visto en edición de la Revista del Ministerio de los Estudiantes en Mayo/Junio 2008, por Titus)

Como un estudiante de la secundaria en mi grupo de jóvenes en la iglesia, yo siempre era el primero para ser un voluntario. Ese era mi tiempo para brillar, mi oportunidad de estar al centro. Si, yo era ese chico.

Una noche nuestro líder pidió por un voluntario. Y para mostrar que estoy diciendo la verdad, alce mi mano y me llamó y me paré enfrente del grupo donde me adornaron con vides de plástico. Estábamos hablando acerca de Jesús y como el es la vid y nosotros somos las ramas. Mi cuerpo era la ilustración de la estabilidad de Cristo y mi follaje artificial era un representaje apropiado de los seguidores de Cristo. Nuestro líder me preguntó si me gustaban mis ramas y estaba desesperado para impresionar a todos los muchachos y muchachas que estaban ahi, y busqué en mi vocabulario la palabra más grande que conocía. Mi corazón estuvo lleno de valor y mi boca se movía más rápido de lo que debía.


Intenté decir, "Amo a mis tentáculos."

En vez de eso, declare audazmente, como un guerrero valiente, "Amo a mis testículos!"

El salón se llenó de risas y mi cara era del color de rojo como el tomate pero ni yo podía evitar reírme por ser un torpe. Era uno de esos momentos cuando solo era chistoso y sus burlas no causaron daño a mi psique y mi torpeza eventualmente fue olvidado por la mayoría de los demás (espero eso sea cierto). Simplemente era muy chistoso.

El humor tiene un algo poderoso sobre nuestras mentes pero también puede tener una influencia sobre nuestros corazones. Por medio de decir algo que no quisimos decir, eso puede causar burlas por mucho tiempo pero el humor que es usado bien puede ser útil para el lider que quiere enseñar. Si puedes hacer que alguien se ría, vas a poder hacer que te escuchen – y puedan cambiar. El humor puede divertir a otros pero también puede aclarar, ayudar e inspirar a los jovenes.

Humor como una herramienta
de capturar la atención

El Humor tiene lo que se necesita para agarrar la atención de muchos y eso empezó cuando Adán le dijo a Eva su primer chiste. Por siglos, Los que están en la compañía de comercializar, de escritores de películas y de televisión y aún de maestros, todos han sabido acerca del poder del la risa. Como lider hay algo o mucho que debes practicar para cautivar la imaginación de la audiencia con una introducción humorosa.

Esas introducciones chistosas no tienen que ser chistes. Los chistes puede parecerse sin motivación, lo más peligroso sería que no son chistosos. Los jovenes no son los que dicen chistes y si preguntas, "Oíste ese chiste acerca de…" talvez no lo han oído pero si les gustan historias chistosas.

Cuando estuve en colegio, viajé con mi escuela a varios campamentos en nuestra región. Cuando llegavamos, ese era el tiempo cuando iba a decir mis historias más chistosas. No lo hice para que los niños quieran estar conmigo, pero lo hacia para que me escucharan. El humor tiene el poder de cautivar a la gente.

Eso demuestra que el lider está mas cómodo y confiado. Puede ayudar a derrotar las paredes iniciales que hay antes de que empiece la enseñanza. Los jovenes muchas veces llegan a la iglesia con corazones pesados y están distraídos, desanimados y en algunos casos, están deprimidos. Eso ayuda a los jovenes a ver que el que está hablando demuestra que no se toma tan seriamente y cuando la gente está escuchando en esos primeros momentos, tenemos la oportunidad de hablar la verdad en sus vidas.

Debes tener en cuenta y debe ser visto que el humor no debe ser lo principal en la enseñanza sino que puede ser usado para comunicar algo. La meta de enseñar nunca ha sido de ser chistoso. La meta de enseñar es la transformación de la vida por medio del poder del Espíritu Santo. Para que ese tipo de cambio sea hecho uno debe cautivar a la audiencia. Solo tienes una oportunidad para impresionarle a los jovenes

Cuando primero conocí a la mujer con la que me casé, yo supe que quería que ella fuera mi esposa y traté de hacerla reír lo más posible. Yo quería que ella tuviera gusto de mi pero mis motivos eran más simples que eso—yo quería que ella me diera su atención (debe haber funcionado). En enseñar, no hay nada malo con querer que la gente ponga atención a lo que estás diciendo porque tu estás enseñando las buenas nuevas de Jesús.

Humor como una herramienta de mantener la atención

Hace años, los maestros de la escuela dominial se paraban enfrente de la clase y hablaban por horas acerca de las verdades de la Escritura. En un tiempo cuando la gente estaba hambrientos para la Palabra de Dios, esa era una metodología efectiva. Al revelar la palabra de Dios era suficiente para ver que la gente quería más (aunque estoy seguro que habían esas personas que se dormían también). Algunos quisieran que ese tipo de mensaje funcionaría hoy en día, pero la verdad es que no es así. En una mano puedo contar los maestros que habla más de una hora. No es común.

El asunto no es la atención de los jovenes porque algunos especulan que los jovenes de la secundaria no pueden concentrarse en una "conferencia" que dura más que veinte minutos. He oído que la atención de una persona es la misma cantidad de minutos que su edad. La televisión, videos de música, y el Internet han diminuido la habilidad de los jovenes de poner atención que ellos claman. Pero yo no estoy de acuerdo con eso porque no es cuanto tiempo enseñas sino que tan bien lo haces.

El humor puede exponencialmente avanzar el eficaz de nuestra enseñanza porque permite tiempos de descanso para el que está escuchando. Puede ilustrar el mensaje y nuestra audiencia recuerda a donde vamos con lo que estamos hablando. Si nuestros jovenes no siguen con nosotros, ¿qué es el punto de seguir hablando? No estoy sugiriendo que substituya la verdad del evangelio con chistes y entretenimiento sino que estoy señalando que el humor puede atraer y ayudarles a "regresar al tema" a los que están escuchando. He oído acerca del ejemplo de las montañas rusas y como las torceduras, vueltas y las bajadas sorprendentes son las substancias de las montañas rusas pero aún en cada montaña rusa hay puntos cuando no van tan rápido aunque sea solo por unos segundos para que puedan digerir lo que acaban de experimentar. En como enseñamos, el humor casi nunca va a ser lo que es usado para enseñar algo pero no es malo usarlo sino que podemos aprender a usar el humor efectivamente como una pausa corta o para una reagrupación o para seguir con la siguiente verdad difícil.

He encontrado que esto es hecho mejor con decir una historia chistosa. El contar una historia es una manualidad antigua. Del antiguo testamento que ha sido usado oralmente hasta las parábolas de Jesús, las historias son magníficas para mantener la atención. Las historias chistosas van más allá en como cautivar las mentes de los que estás escuchando.

La única cosa que es más difícil de cautivar al joven es en mantenerlo cautivado. De todos los lideres que pueden hablar por horas, se que ellos integran el humor. Oí acerca de un lider que enseñó a unos jovenes de la secundaria en un campamento y el habló por una hora y ellos estuvieron cautivados desde el primero minuto hasta la hora y ellos se reían cada cinco minutos y hubieron muchos jovenes que hicieron sus decisiones después de la enseñanza. Eso está bien para jovenes en la secundaria que solo tienen la atención de quince minutos.

Humor como una herramienta para retar a jovenes al cambio

Mientras el humor puede cautivar y mantener la atención, no debemos descontar el poder actual que tiene para inspirar el cambio. Como afirmamos anteriormente, si pueden hacer que una persona se ría, puede también hacer que ellos consideren lo que estás diciendo. Si la meta de la enseñanza es para retar a la persona, no debemos evitar usar el humor como una herramienta en tu caja de herramientas para la enseñanza.

Jesús parece ser como un ejemplo de esta metodología porque cuando el usó el humor, no tan solo era ilustrativo sino que también tenía lo más importante. Las nociones humorosas acerca de un camello que pasa por medio del ojo de una aguja, (el autor reconoce que hay vista múltiples de lo que significa eso) no era solo un imagen chistosa sino que una declaración acerca de la salvación y eso no es algo chistoso. Ha sido dicho que el mejor chiste es el cual te puede hacer reir y pensar al mismo tiempo. Cuando usamos el humor con un propósito, puede tener beneficios.

Una vez enseñé un sermón acerca del rechazo y era un tema serio. Y lo más melancólico era el texto—la mujer con el problema con la sangre. En vez de caminar penosamente con qué se puede interpretar como narrativa triste (aunque todo lo que dije era centrado en el texto), conté una parábola acerca de una tarjeta de crédito he invité a los jovenes a actuar como si ellos era una tarjeta de crédito y pensamos en como sería si estuviéramos puestos en la cartera demasiada cerca a tu sabes que o en el fondo de una bolsa llena de cosas. Hablé acerca de como disfrutaríamos la "máquina de cosquillas", de la cual fuimos usados demasiadamente. Se que para ti esto no es tan chistoso, pero los que oyeron lo que decía, estaban riéndose en solo considerar esa noción chistosa. Mi punto es que en hacer todo esto era para retarlos a recordar como se sintieron a ser rechazados. En nuestra existencia de tarjetas de crédito, nos imaginamos como nos sentiríamos al escuchar las palabras, "lo siento, pero tu tarjeta ha sido rechazada." Comparando eso con nuestras emociones humanas puede proveer algo poderoso aun con la parábola frívola que precedido.

¿Te acuerdas de Juan 5 cuando Jesús le preguntó al hombre cojo si quería ser sanado? Esa pregunta es vista como una pregunta de humor al igual que impulsar. Debemos asumir que el hombre quería ser sanado pero Jesús no estaba bromeando. El quería saber si el hombre tenía la fe en creer que el tenía el poder para sanarlo. De verdad que no estamos haciendo algo diferente cuando enseñamos con el humor. Nuestra motivación es doble porque queremos ser suficientemente chistosos para tener la atención de los jovenes y suficientemente serios para que ellos consideren el reto del evangelio.

Pensamientos finales

Algunos leeran estas palabras y las rechazarían de inmediato porque algunos dicen que no hay lugar para el sarcasmo, la ironía o para bromas en la iglesia. Hay críticos que clamarían que el humor siempre es motivado por egocentrismo, por el deseo de ser agradable y últimamente que es inefectivo como una herramienta de comunicación.

No puedo estar de acuerdo con eso.

Si, los maestros pueden verse en ese acto de enseñar y se olvidan a decir algo sustantivo y las risas de cientos de personas pueden ayudarle a su ego y puede guiarle a problemas más grandes. Sin embargo, estas son las cosas intérnales del que está comunicándose y no es una acusación de la técnica. Y por la demanda que el humor es inefectivo en ayudar a la comunicación, es con mi experiencia que me ha enseñado algo diferente. Tal y como las líneas de los programas que vemos en la tele son fáciles de ser cotizables, una conferencia con humor puede tener una impresión enorme.

Los peligros potenciales no deben descalificarnos de usar el humor. El adagio antiguo dice que "La risa es la mejor medicina." Muchos no se dan cuenta que esas palabras son inspiradas por la Escritura en Proverbios 17:22. Mientras que esas palabras ciertamente no están hablando particularmente acerca de la enseñanza, es difícil ignorar su verdad.

El humor definitivamente puede cautivar, inspirar y aclarar cosas para los estudiantes. Así que empiece a reírse, siga riéndose y ríase por un cambio y cuando diga "testículos" en vez de "tentáculos", no se olvide a reírse de sí mismo.

Por ultimo quiero mostrarte un video de un hermoso y admirable siervo de Dios que impacto mi vida y podran ver ahi como hace el para agarrar la atencion de los jovenes y enseñarles.

Su nombre es Nick Vujicic. veanlo y espero sus comentarios ¿QUE DICEN USTEDES?


You are subscribed to email updates from Recursos Para Jovenes Cristianos
To stop receiving these emails, you may unsubscribe now.
Email delivery powered by Google
Google Inc., 20 West Kinzie, Chicago IL USA 60610

sábado, 2 de julio de 2011

Codigo del LIDER DE JOVENES


Un ministerio juvenil de impacto y de efecto requiere que sea basado en relaciones discipulares, no tendría sentido un ministerio donde los pastores y líderes de jóvenes solo se conozcan aéreamente, un ministerio fuerte se basa en relaciones de discipulados fuertes.
Ser pastores requiere cualidades que inviten a los jóvenes a seguir un estilo de vida cristiano que supuestamente nosotros llevamos.

A continuación varias de estas cualidades:

1. Ser como padres:

El pastorear jóvenes implica el ver a estos como a hijos, saber sus necesidades y suplirlas, tu prioridad son ellos, por lo que tienes el deber de cuidarlos, protegerlos, aconsejarlos, formarlos, confrontarlos, entre otros atributos (asignaciones) que implica ser padre.
Tu responsabilidad es prepararlos para enviarlos al trabajo del ministerio, (mayoría de edad) y que este, enfrente los retos más capacitado que tu cuando fuiste enviado.

2. Ser amigo (Juan 15:14-16.):
No basta con suplir sus necesidades y con entrenarlos, si no te conocen tan bien como a un verdadero amigo, deben conocerte tan bien que más haya de que seas su autoridad espiritual, ellos puedan ver en ti al amigo, a quien está en la plataforma ministrando y predicando, pero a quien me le puedo acercar, abrirle mi corazón y mostrarle que hay en el.
Los que saben que más haya que tu seas un pastor, tu eres su pastor.El joven debe sentirse con toda la confianza de contar contigo y la relación con cada uno de tus muchachos debe ser bilateral y privada.

3. Ser su modelo (1corintios 11:1):
Deben ver en ti a alguien digno de seguir, una persona de fe y pasión por Dios y su obra, deben ver en ti integridad y humildad, sin tacha alguna y que corres hacia donde Dios te ha llamado.
Ellos deben ver primeramente en ti, el reflejo de la luz de Cristo, alguien que tiene toda su vida dedicada a Dios y que como David, tiene su mismo corazón.

4. El Deber de confrontación:
Los problemas pequeños al cabo de un tiempo, pueden convertirse en la peor pesadilla del desarrollo integral de los jóvenes y del ministerio.
Tenemos que aprender a confrontar a los muchachos cuando tienen conductas anormales que le puedan hacer daño, cuando están afectados por pecados, malas decisiones tomadas y cada vez que estos estén en peligro de que cualquier cosa les tiente.
La labor de prevención es importante para evitar desviaciones en el camino, son muchos los errores que se cometen por falta de prevención.
Como pastores debemos meternos en su vida, si tomó una mala decisión decírselo claro, aunque les duela a los dos, pero nunca te quedes callado.
No hagas énfasis tanto en el error, sino en la solución, ayudarle a superar sus errores, restáuralo.

5. Aprende a ver su potencial:
Debes aprender a reconocer el ministerio al cual Dios lo llamo, ver su potencial te ayudará a identificar el área donde Dios lo quiere; tienes que verlo como un producto terminado, mostrarle lo que lleva dentro y ayudarle a desarrollarse.

6. Debes probarlo y reconocerlo (1 Timoteo 3:10.):
En otras palabras examínalo, ve como actúa en su vida normal, donde el muchacho no se sienta que lo están vigilando o probando, sino que en su actuar natural, muestre su crecimiento, madurez y logros, para reconocerlo, afirmarlo por lo que es, reconocer sus logros y buscar oportunidades para asignarle mas responsabilidades (trabajo ministerial.).
Cuando alcance algo por pequeño que sea, felicítalo y celebra sus logros como si fueran tuyos.

7. Debes trabajar para la afirmación del ministerio (Eclesiastés 2:18-19):
Debes trabajar para un futuro, ellos son tus herederos en el servicio, por lo tanto, debes tener en cuenta que la visión que Dios te dio sobre el ministerio, es de ellos también y ellos la tienen en sus manos, lo que hagas por ellos ahora, será tu trabajo mañana en el ministerio cuando no estés.

En la primera parte hablamos sobre algunas cualidades que un pastor de jóvenes debe tomar en cuenta para un trabajo efectivo, lentes que nos harán ver el camino más claro.

En esta parte continuaremos con varias actitudes y cualidades, que debemos aplicar a nuestras vidas y nos serán de instrumentos poderosos para un trabajo eficaz en el ministerio con los jóvenes.

Estas cualidades son:

1. La madures:
La madures que tengamos determinará nuestro trabajo, que será de la salud espiritual de los que están bajo nuestra cobertura, hoy más que nunca necesitamos personas maduras en el ministerio juvenil.
Cuando hablamos de madurez decimos que es:
- Personalidad y carácter definido:
El saber quien soy, y cuales son mis temores y cuales son mis defectos.
El pastor que no conozca sus defectos y no luche contra ellos le será difícil lidiar con los defectos de otros.
- Misión y visión:
Saber que quieres y hacia donde te diriges, para que estas en el mundo. (¿Cuál es tu función?). Cuando Dios da un visión a un Hombre, le muestra el problema que viene a ser el por que de la visión, no hay visión sin que exista un por que. (un problema) (Eh 1.2-3.).
Esta debes transmitirla a los que sirven contigo en el ministerio (tanto los que están bajo tu cobertura, como los que son tu cobertura espiritual.) (Neh 2.4-7, 2.17-20).
Como mencionamos antes, tú eres un modelo que ellos ven y si eres inconstante, ellos serán inconstantes, por lo tanto la madurez no es importante, es vital.

2. Tu identidad está definida por tu llamado:
Tu identidad es la que Dios te da, es la identidad de un pastor de jóvenes, no hay forma en que no pensemos y actuemos como un pastor. Tengamos titulo o no de pastor, es lo que somos, nadie te pude quitar esa condición.

3. Aprende a delegar (Deut 1.9-18, 1Tim 3.8-13):
Aprende a delegar en otros, ya que un ministerio grande requiere muchos lideres. Por lo tanto, lo recomendable y lo más sano es que en quien delegues, sean personas que tengan una visión conectada a la tuya, con un corazón de siervos, personas de tu confianza, no neófitos, personas con cierto grado de madurez y con un espíritu de crecimiento espiritual progresivo, probados en fidelidad, compromiso y amor.

4. Debes estar abierto a nuevas estrategias (Jos cap. 6 al cap. 8):
Debes estar abierto a los cambios en las estrategias, que Dios quiera hacer, no podemos poner un molde a Dios.

5. Aprende a escuchar (1 Sam 17.32-40):
Debes aprender a escuchar hasta los más pequeños de tus discípulos, tu tienes que saber que estás pastoreando a un instrumento de Dios que trastornará un área que necesita ser impactada y probablemente sea el que te suceda en el ministerio, no tengas en poco a nadie, esta siempre abierto a la ministración y los consejos de los tuyos, ya que son las personas que Dios te puso como ayuda.

6. Ábrete a Dios (1 Tim 4.1-5, Neh 4.17-18):
Toda ministración que Dios quiera hacer en tu equipo (ministerio) no debe encontrar obstáculo, pero debes saber siempre quien es el canal, muchos querrán ministrar a tu gente, pero tu como su pastor eres quien permite quien entra y sale del rebaño, debes tener de lo que suceda, esto te ahorra el tener que reparar destrucciones del diablo, en otras palabras has murallas, pon porteros y atalayas, aprende a discernir los espíritus.

7. El trabajo en equipo (Ecl 4.9-12)
El trabajo en equipo con otros ministerios y dentro del mismo ministerio, hará que actúes con fuerza en el campo de batalla, para alcanzar metas comunes en pro del avance del reino de Dios ''Casa desunida no prospera''.

Advertencia.

El ministerio juvenil es el ministerio más difícil, te llevará tiempo y esfuerzo, tendrás que tener paciencia y firmeza, así que si no eres capaz de amarlos tanto para entregar tu vida por ellos, no te involucres a trabajar en este ministerio, por tu bien y el de ellos.

Por Alexander Mundaray R.

viernes, 1 de julio de 2011

Conociendo a los JOVENES de tu Iglesia






Hay un dicho que dice así,

“No les importa cuanto sabes hasta que sepan cuando les importas.”

Antes de que enseñes sobre un tema o empieces tu trabajo con los jovenes, es muy importante conocer a los jovenes. Con eso me refiero a tres cosas: conoce su cultura, conócelos personalmente y conoce sus necesidades.


Conoce su cultura
¿Cuando fue la última vez que observaste la cultura de los jóvenes, no como un adulto que está hacienda críticas, pero si como una persona que está buscando entenderlos? Es muy importante entender la manera en que nuestros jovenes viven cada día.

Los jóvenes de hoy viven en “su propio mundo” Su cultura tiene sus propias reglas, lenguaje y costumbres. Los adultos son permitidos a entrar y la mejor manera de poder aprender acerca de su subcultura y de tener interacción con ellos para participar en actividades de culturas corrientes tratando de tener influencia en ellos por Cristo.

Si no entendemos de donde vienen nuestros jovenes cuando toman sus asientos en la reunion de jóvenes, estamos empezando con un déficit de conocimiento de ellos. Conoce su cultura.

Conócelos personalmenteTambién necesitamos conocer a nuestros chicos personalmente. ¿Cuales son los nombres de sus padres? ¿tienen hermanos? ¿Qué les gusta hacer para diversion? ¿Qué son algunos de sus sueños o metas? ¿De qué se preocupan? ¿Puedes contestar esas preguntas acerca de los chicos en tu grupo?

Ocasionalmente, tengo la oportunidad de hacer algo divertido con un joven. Tal vez ir a un partido de futbol, o salir a comer o estar en su casa, o invitarle almorzar en mi casa. Cuando puedo hacerlo, es muy importante tener un tiempo en tu horario para conocer personalmente a tus jovenes. Aprendo mucho acerca de ellos en estos tipos de lugares y es más que en los lugares donde usualmente nos vemos.

Si no entendemos la profundidad de nuestros chicos, vamos a batallar en ser lideres efectivos. Si conocemos personalmente a los chicos, eso le va traer la vida a nuestras enseñanzas y va crecer exponencialmente nuestra influencia como lideres sobre ellos.

Conoce sus necesidades A veces un joven viene al grupo y no les importa lo que enseñamos (aunque queramos negarlo eso es cierto). No es porque no aman a Jesús pero puede ser porque ese día no han recibido un abrazo, no han recibido afecto, no han visto a sus padres por dias, o porque tuvieron una pelea con su mejor amigo en la escuela, y asi hay muchas cosas que les pueden pasar y nosotros no saber.

Los jovenes vienen a la iglesia con cosas en sus mentes. Usualmente sus mentes no están blanqueadas, listas para absorber lo que decimos. En vez de eso, conoce lo que necesitan. Tal vez necesitan un amigo, comida o tal vez necesitan a un adulto que les diga que tienen valor. Tal vez necesitan un lugar para dormir, pero ten cuidado y se honesto con sus padres y al mismo tiempo conoce sus necesidades.

Recuerda que: "No les importa cuanto sabes hasta que sepan cuando les importas".

Acerca de lo que está pasando en sus vidas, acerca de ellos personalmente y acerca de lo que significa que ellos vivan una vida como un discípulo y como un joven.