viernes, 1 de julio de 2011

Conociendo a los JOVENES de tu Iglesia






Hay un dicho que dice así,

“No les importa cuanto sabes hasta que sepan cuando les importas.”

Antes de que enseñes sobre un tema o empieces tu trabajo con los jovenes, es muy importante conocer a los jovenes. Con eso me refiero a tres cosas: conoce su cultura, conócelos personalmente y conoce sus necesidades.


Conoce su cultura
¿Cuando fue la última vez que observaste la cultura de los jóvenes, no como un adulto que está hacienda críticas, pero si como una persona que está buscando entenderlos? Es muy importante entender la manera en que nuestros jovenes viven cada día.

Los jóvenes de hoy viven en “su propio mundo” Su cultura tiene sus propias reglas, lenguaje y costumbres. Los adultos son permitidos a entrar y la mejor manera de poder aprender acerca de su subcultura y de tener interacción con ellos para participar en actividades de culturas corrientes tratando de tener influencia en ellos por Cristo.

Si no entendemos de donde vienen nuestros jovenes cuando toman sus asientos en la reunion de jóvenes, estamos empezando con un déficit de conocimiento de ellos. Conoce su cultura.

Conócelos personalmenteTambién necesitamos conocer a nuestros chicos personalmente. ¿Cuales son los nombres de sus padres? ¿tienen hermanos? ¿Qué les gusta hacer para diversion? ¿Qué son algunos de sus sueños o metas? ¿De qué se preocupan? ¿Puedes contestar esas preguntas acerca de los chicos en tu grupo?

Ocasionalmente, tengo la oportunidad de hacer algo divertido con un joven. Tal vez ir a un partido de futbol, o salir a comer o estar en su casa, o invitarle almorzar en mi casa. Cuando puedo hacerlo, es muy importante tener un tiempo en tu horario para conocer personalmente a tus jovenes. Aprendo mucho acerca de ellos en estos tipos de lugares y es más que en los lugares donde usualmente nos vemos.

Si no entendemos la profundidad de nuestros chicos, vamos a batallar en ser lideres efectivos. Si conocemos personalmente a los chicos, eso le va traer la vida a nuestras enseñanzas y va crecer exponencialmente nuestra influencia como lideres sobre ellos.

Conoce sus necesidades A veces un joven viene al grupo y no les importa lo que enseñamos (aunque queramos negarlo eso es cierto). No es porque no aman a Jesús pero puede ser porque ese día no han recibido un abrazo, no han recibido afecto, no han visto a sus padres por dias, o porque tuvieron una pelea con su mejor amigo en la escuela, y asi hay muchas cosas que les pueden pasar y nosotros no saber.

Los jovenes vienen a la iglesia con cosas en sus mentes. Usualmente sus mentes no están blanqueadas, listas para absorber lo que decimos. En vez de eso, conoce lo que necesitan. Tal vez necesitan un amigo, comida o tal vez necesitan a un adulto que les diga que tienen valor. Tal vez necesitan un lugar para dormir, pero ten cuidado y se honesto con sus padres y al mismo tiempo conoce sus necesidades.

Recuerda que: "No les importa cuanto sabes hasta que sepan cuando les importas".

Acerca de lo que está pasando en sus vidas, acerca de ellos personalmente y acerca de lo que significa que ellos vivan una vida como un discípulo y como un joven.

No hay comentarios:

Publicar un comentario