sábado, 8 de septiembre de 2012

Confesión Y Acción De Gracia


La confesión judicial es la declaración que, sobre lo sabido o hecho por él, hace alguien voluntariamente o preguntado por otro ante la autoridad judicial. Reconocimiento que una persona hace contra ella misma de la verdad de un hecho (Dicc. Derecho Usual).
Es el llamamiento que se le hace a una de las parte para que se comparezca a declarar o confesar al tribunal sobre los hechos litigiosos.
La confesión puede ser:
  • Espontánea.- Cuando se confiesa voluntariamente
  • Provocada.- Cuando es pedida expresamente por la otra parte para que lo haga y sea sometido a interrogatorio
La confesión hace prueba en relación con la otra parte.
Neh 9:35 Y ellos en su reino y en tu mucho bien que les diste, y en la tierra espaciosa y  fértil que entregaste
delante de ellos, no te sirvieron, ni se convirtieron de sus malas obras.

Rom 10:9  que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor,  y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de
los muertos,  serás salvo.
Rom 10:10  Porque con el corazón se cree para justicia,  pero con la boca se confiesa para salvación.
Rom 10:11  Pues la Escritura dice:  Todo aquel que en él creyere,  no será avergonzado.

100 Himno de acción de gracias para ser cantado mientras se entraba en el templo.

Sal 100:1  Cantad alegres a Dios,  habitantes de toda la tierra.
Sal 100:2  Servid a Jehová con alegría;  Venid ante su presencia con regocijo.
Sal 100:3  Reconoced que Jehová es Dios;  El nos hizo,  y no nosotros a nosotros mismos;  Pueblo suyo somos, 
y ovejas de su prado.
Sal 100:4  Entrad por sus puertas con acción de gracias,  Por sus atrios con alabanza;  Alabadle,  bendecid su
nombre.
Sal 100:5  Porque Jehová es bueno;  para siempre es su misericordia,  Y su verdad por todas las eneraciones.

DOS OCASIONES EN QUE PEDRO DECLARÓ LA DEIDAD DE CRISTO

1.    Cuando el Señor Jesús preguntó a sus discípulos qué decían las gentes y ellos mismos en cuanto a quién era él, Pedro dijo por sí mismo y por sus condiscípulos: "Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente." (Mat. 16: 13-17).2.    Cuando, después de que el Señor Jesús tuvo una discusión con los judíos en la que se declaró como "el pan de vida", y muchos de los discípulos abandonaron al divino Maestro, preguntó a los doce si ellos también querían irse de con él; Entonces Pedro contestó, otra vez por sí mismo y por sus condiscípulos: "Señor, ¿a quien iremos? Tú tienes palabras de vida eterna. Y nosotros creemos y conocemos que tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente." (Juan 6:20-69).

 LA CONFESIÓN DE UN TEÓLOGO CATÓLICO

Se cuenta que Tomás de Aquino, el famoso teólogo de los católicos, llegó a visitar al Papa y lo encontró contando el dinero. El Papa le dijo: "Ya ves, Tomás, no podemos decir como decía San Pedro: No tenemos plata ni oro." Y Tomás de Aquino contestó: "Tampoco podemos decir como dijo él: Levántate y anda."¿Es posible que algunas iglesias se hayan interesado tanto en lo material que han descuidado a los necesitados y han perdido su poder espiritual?