miércoles, 24 de septiembre de 2014

Vigilia

t2n

Consumado es ( lección 18)

consumado-es

Joh 19:30  Cuando Jesús hubo tomado el vinagre,  dijo:  Consumado es.  Y habiendo inclinado la cabeza,  entregó el espíritu.

[16]  19.29 Vinagre: Podría referirse también al vino corriente que tomaban los soldados y la gente de escasos recursos.

 

[17]  19.29 Hisopo: arbusto pequeño, mencionado en el AT. Con pequeños manojos hechos de sus ramas se efectuaban aspersiones rituales (Lv 14.4-7; Sal 51.7), particularmente en la Pascua (Ex 12.22).

 

Consumo la salvación

Isa 53:3  Despreciado y desechadoentre los hombres,[3]   varón de dolores,experimentado en sufrimiento;   y como que escondimos de él el rostro,   fue menospreciado y no lo estimamos.

1Pe 2:9  Pero vosotros sois linaje escogido,[11]  real sacerdocio,  nación santa,[12]  pueblo adquirido por Dios,[13]  para que anunciéis las virtudes[14]  de aquel que os llamó de las tinieblas

a su luz admirable.[15]

1Pe 2:9  Pero ustedes son una familia escogida, un sacerdocio alservicio del rey, una nación santa,[5] un pueblo adquirido porDios.[6] Y esto es así para que anuncien las obras maravillosas deDios,[7] el cual los llamó a salir de la oscuridad para entrar ensu luz maravillosa.

 

Consumo nuestra sanidad

Isa 53:4  Ciertamente llevó él nuestras enfermedades,  y sufrió nuestros dolores;  y nosotros le tuvimos por azotado,  por herido de Dios y abatido.

Isa 53:5  Mas él herido fue por nuestras rebeliones,  molido por nuestros pecados;  el castigo de nuestra paz Fue sobre él,  y por su llaga fuimos nosotros curados.

 

Consumo nuestra justificación

Rom 3:10  Como está escrito: No hay justo,  ni aun uno;

Isa 53:6  Todos nosotros nos descarriamos como ovejas,  cada cual se apartó por su camino;  mas Jehová Cargó en él el pecado de todos nosotros.

 

Entonces, ¿qué quiso decir el Salvador con la expresión: "Consumado es?" Antes que nada, quiso decir que todos los tipos, promesas, y profecías fueron ahora plenamente cumplidos en Él.

"Consumado es," el Libro entero, desde el principio hasta el fin, tanto en la ley como en los profetas, todo había sido consumado en Él.

 

"Es por el mérito de la muerte De Quien fue colgado del madero,Que el Espíritu es enviado para que sopleEn esos huesos secos que somos nosotros."

 

sábado, 20 de septiembre de 2014

¿ Ya tuviste tu peniel ( lección 17)

Gen 32:24  Así se qjacob luchauedó Jacob solo;  y luchó con él un varón hasta que rayaba el alba.

Gen 32:25  Y cuando el varón vio que no podía con él,  tocó en el sitio del encaje de su muslo,  y se descoyuntó el muslo de Jacob mientras con él luchaba.

Gen 32:26  Y dijo:  Déjame,  porque raya el alba.  Y Jacob le respondió:  No te dejaré,  si no me bendices.

Gen 32:27  Y el varón le dijo:  ¿Cuál es tu nombre?  Y él respondió:  Jacob.

Gen 32:28  Y el varón le dijo:  No se dirá más tu nombre Jacob,  sino Israel;  porque has luchado con Dios y con los hombres,  y has vencido.

Gen 32:29  Entonces Jacob le preguntó,  y dijo:  Declárame ahora tu nombre.  Y el varón respondió:  ¿Por qué me preguntas por mi nombre?  Y lo bendijo allí.

Gen 32:30  Y llamó Jacob el nombre de aquel lugar,  Peniel;  porque dijo:  Vi a Dios cara a cara,  y fue librada mi alma.

Gen 32:25 Y habiéndose quedado Jacob solo, estuvo luchando alguien con él hasta rayar el alba.

Gen 32:26 Pero viendo que no le podía, le tocó en la articulación femoral, y se dislocó el fémur de Jacob mientras luchaba  con aquél.

Gen 32:27 Este le dijo: "Suéltame, que ha rayado el alba." Jacob respondió: "No te suelto hasta que no me hayas bendecido."

Gen 32:28 Dijo el otro: "¿Cuál es tu nombre?" - "Jacob." -

Gen 32:29 "En adelante no te llamarás Jacob sino Israel; porque has sido fuerte contra Di-s y contra los hombres, y le has vencido."

Gen 32:30 Jacob le preguntó: "Dime por favor tu nombre." - "¿ Para qué preguntas por mi nombre?" Y le bendijo allí mismo.

 

[6]  32.24 Luchó con él un varón : La identidad de este varón no será revelada hasta el final del relato (cf. v. 28,30). Compárese con Gn 18.2, donde los tres visitantes de Abraham se identificarán, respectivamente, como Jehová (Gn 18.16-33) y dos ángeles (Gn 19.1).

[7]  32.26 No te dejaré, si no me bendices. El tema de la bendición evoca el relato de Gn 27.1-40. Allí, Jacob obtuvo la bendición por medio de un engaño; aquí, como resultado de una lucha.

[8]  32.28 Ya no te llamarás Jacob, sino Israel : El cambio de nombre representa un cambio en el carácter y en la vida de Jacob (véase Gn 2.19-20 n.; cf. 35.10).

[9]  32.28 El nombre Israel significa propiamente Dios lucha. La frase has luchado con Dios es una expresión popular, que pone a Dios como la persona con la cual se lucha. La expresión con los hombres podría referirse a los éxitos logrados por Jacob en sus enfrentamientos con Esaú y Labán.

[10]  32.29 ¿Por qué me preguntas por mi nombre? : Véase Sal 8.1 nota c. Conocer el nombre de alguien equivalía a tener un cierto dominio sobre esa persona. Véanse Gn 2.19-20 nota p y Nombre en la Concordancia temática.

[11]  32.30 Peniel : hebreo, rostro de Dios.

[12]  32.30 Vi... librada mi alma : Véanse Ex 3.6 nota e ; 33.19-20 n.

Un encuentro que nos desnuda

 

 

Un encuentro que cambia

Eph 2:10  Porque somos hechura suya,  creados en Cristo Jesús para buenas obras,  las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.

 

[9]  2.10 Estas buenas obras son la consecuencia eficiente de la salvación mencionada en 2.8.

Eph 2:8  Porque por gracia sois salvos por medio de la fe;  y esto no de vosotros,  pues es don de Dios;

 

 

Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado

Si yo cerrare los cielos, para que no haya lluvia, y si mandare a la langosta que consuma la tierra, o si enviare pestilencia a mi pueblo; Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra. Ahora estarán abiertos mis ojos, y atentos mis oídos, a la oración en este lugar:” 2Cr 7:13-15 2Cr 7:14 y si mi pueblo, el pueblo que lleva mi nombre, se humilla, ora, me busca y deja su mala conducta, yo lo escucharé desde el cielo, perdonaré sus pecados y devolveré la prosperidad a su país. 2 Crónicas 7:14 es un texto bastante conocido por el pueblo cristiano, sin embargo, en lugar de ver que nuestra tierra esté sanando, lo que oímos es que se está corrompiendo más y más a tal grado que en lugar de ser una tierra que fluya leche y miel, es una tierra que produce y que bebe la sangre de cientos de personas. Esto nos confronta con la triste realidad de que la mayoría de los cristianos se han limitado a un conocimiento intelectual de la Palabra de Dios, pero están muy lejos de ser hacedores de la misma, en vez de tan sólo oidores, pues de no ser así, estaríamos diciendo que es Dios quien no cumple con su Palabra. Otra parte del cuerpo de Cristo se limita a decir: “nuestra tarea es orar, pues así lo dice la Escritura; además, nuestra lucha no es contra carne y sangre sino contra principados.“ Y esto también suena correcto y de hecho así dice la Biblia, pero ¿es eso todo lo que dice? Leamos el texto completo: “Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra…”Veamos cada una de las condiciones que Dios pone a su pueblo para oír, perdonar y sanar… para oír, perdonar y sanar. I. “Si se humillare”. El hecho que lo ponga como condición implica que su pueblo no está actuando en humildad, sino por el contrario, en altivez y orgullo. ¿Y de qué ? Muchos dicen: “Estamos en el mundo, pero no somos de él…” dando a entender que no sienten ninguna responsabilidad por lo que acontece en la tierra. Esa actitud de complacencia y egoísmo no refleja la compasión de Dios por su creación. Además la Biblia enseña que de Jehová es la tierra y su plenitud (Salmo 24:1). ¿Será la actitud de un cristiano humilde la de no hacer nada mientras la tierra de Jehová se corrompe más y más? Mientras no nos duela el estado de nuestra tierra, mientras no reconozcamos que es nuestra responsabilidad, pues Dios nos puso como administradores suyos, mientras no reconozcamos que le daremos cuenta a El por la corrupción y las tinieblas que en ella hay, pues Dios nos puso por sal y luz de la tierra; mientras no nos miremos como el elemento de cambio que Dios nos dice que somos, no seremos un pueblo humilde sino que seguiremos siendo unos religiosos que decimos, pero no hacemos, y cuando venga el juicio de Dios no esperemos ser arrebatados para no tener que sufrirlo, pues la Biblia dice que el juicio de Dios comienza por su casa. “Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo” (1 Pedro 5:6) ¡HUMILLEMONOS! II. “y oraren”. Notemos que la conjunción “y” está uniendo el humillarse con el orar, pues de nada vale orar todo el día y toda la noche mientras no haya un arrepentimiento sincero por la negligencia, la comodidad, y el desinterés que anteriormente hemos manifestado. Orar sin humillarse es lo que ilustra el fariseo que se justificaba de todo lo que hacía; lo mismo pasa con la iglesia hoy en día cuando pretende que Dios responda sus oraciones porque su confesión es de fe y porque cree que lo que dice recibe, y porque ora en el nombre y la autoridad de Cristo, etc., etc., pero no corrige su conducta de vida en cosas prácticas como la puntualidad, la honradez en el trabajo, abstenerse de oír y contar chismes, sujetarse a las autoridades delegadas (padres, jefes, maestros, ancianos, etc.). Por tanto, llenemos primero el requisito de humillarnos bajo la poderosa mano de Dios, pues de lo contrario, podemos decir que resistimos, atamos y echamos al diablo pero nada pasará, ya que Dios no responderá la oración de un rebelde para atar a otro rebelde.Confiando en que nos humillaremos, pasamos al segundo punto “oremos”; pero, ¿por qué vamos a orar y cómo? Muchas veces creemos que con decir “sea la voluntad de Dios” estamos orando correctamente, pero esa oración pudiera ser incorrecta cuando rehusamos ponernos de acuerdo con la Biblia en lo que ya está definido en ella; por ejemplo, si un cristiano está pensando casarse con una incrédula y pide oración para que se haga la voluntad de Dios; eso es igual que asumir que la Biblia es de doble ánimo y no está segura de lo que dice; esa oración no la haría alguien que ya se humilló delante de Dios. De igual manera, al orar por los futuros dirigentes del país, la Biblia es clara que debemos pedir por hombres justos, temerosos de Dios, pues según sean los líderes así será el pueblo. “Cuando los justos dominan el pueblo se alegra; más cuando domina el impío, el pueblo gime” (Pr.29:2). Además, ¿cómo se puede orar por el futuro de la nación si se cree que el cristiano no tiene parte en ella? ¿Acaso no dice la Biblia que Cristo nos ha hecho para Dios un pueblo de reyes y sacerdotes? (Apocalipsis1:6). Quizá Dios no sabe que hay que hacer separación entre la iglesia y el estado!. Mientras la iglesia no reconozca que si no tenemos líderes temerosos de Dios es porque ella no sabe pedir, aún más, no les permite tomar ésas funciones y seguiremos orando “venga tu reino y hágase tu voluntad” y entronando siervos de otro reino los cuales hacen la voluntad de su rey (Satanás). ¿Podemos oír el clamor de Dios? “Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra” (2 Crónicas 7:14)

viernes, 19 de septiembre de 2014

Codigo del LIDER DE JOVENES

Codigo del LIDER DE JOVENES


Un ministerio juvenil de impacto y de efecto requiere que sea basado en relaciones discipulares, no tendría sentido un ministerio donde los pastores y líderes de jóvenes solo se conozcan aéreamente, un ministerio fuerte se basa en relaciones de discipulados fuertes.
Ser pastores requiere cualidades que inviten a los jóvenes a seguir un estilo de vida cristiano que supuestamente nosotros llevamos.

A continuación varias de estas cualidades:

1. Ser como padres:

El pastorear jóvenes implica el ver a estos como a hijos, saber sus necesidades y suplirlas, tu prioridad son ellos, por lo que tienes el deber de cuidarlos, protegerlos, aconsejarlos, formarlos, confrontarlos, entre otros atributos (asignaciones) que implica ser padre.
Tu responsabilidad es prepararlos para enviarlos al trabajo del ministerio, (mayoría de edad) y que este, enfrente los retos más capacitado que tu cuando fuiste enviado.

2. Ser amigo (Juan 15:14-16.):
No basta con suplir sus necesidades y con entrenarlos, si no te conocen tan bien como a un verdadero amigo, deben conocerte tan bien que más haya de que seas su autoridad espiritual, ellos puedan ver en ti al amigo, a quien está en la plataforma ministrando y predicando, pero a quien me le puedo acercar, abrirle mi corazón y mostrarle que hay en el.
Los que saben que más haya que tu seas un pastor, tu eres su pastor.El joven debe sentirse con toda la confianza de contar contigo y la relación con cada uno de tus muchachos debe ser bilateral y privada.

3. Ser su modelo (1corintios 11:1):
Deben ver en ti a alguien digno de seguir, una persona de fe y pasión por Dios y su obra, deben ver en ti integridad y humildad, sin tacha alguna y que corres hacia donde Dios te ha llamado.
Ellos deben ver primeramente en ti, el reflejo de la luz de Cristo, alguien que tiene toda su vida dedicada a Dios y que como David, tiene su mismo corazón.

4. El Deber de confrontación:
Los problemas pequeños al cabo de un tiempo, pueden convertirse en la peor pesadilla del desarrollo integral de los jóvenes y del ministerio.
Tenemos que aprender a confrontar a los muchachos cuando tienen conductas anormales que le puedan hacer daño, cuando están afectados por pecados, malas decisiones tomadas y cada vez que estos estén en peligro de que cualquier cosa les tiente.
La labor de prevención es importante para evitar desviaciones en el camino, son muchos los errores que se cometen por falta de prevención.
Como pastores debemos meternos en su vida, si tomó una mala decisión decírselo claro, aunque les duela a los dos, pero nunca te quedes callado.
No hagas énfasis tanto en el error, sino en la solución, ayudarle a superar sus errores, restáuralo.

5. Aprende a ver su potencial:
Debes aprender a reconocer el ministerio al cual Dios lo llamo, ver su potencial te ayudará a identificar el área donde Dios lo quiere; tienes que verlo como un producto terminado, mostrarle lo que lleva dentro y ayudarle a desarrollarse.

6. Debes probarlo y reconocerlo (1 Timoteo 3:10.):
En otras palabras examínalo, ve como actúa en su vida normal, donde el muchacho no se sienta que lo están vigilando o probando, sino que en su actuar natural, muestre su crecimiento, madurez y logros, para reconocerlo, afirmarlo por lo que es, reconocer sus logros y buscar oportunidades para asignarle mas responsabilidades (trabajo ministerial.).
Cuando alcance algo por pequeño que sea, felicítalo y celebra sus logros como si fueran tuyos.

7. Debes trabajar para la afirmación del ministerio (Eclesiastés 2:18-19):
Debes trabajar para un futuro, ellos son tus herederos en el servicio, por lo tanto, debes tener en cuenta que la visión que Dios te dio sobre el ministerio, es de ellos también y ellos la tienen en sus manos, lo que hagas por ellos ahora, será tu trabajo mañana en el ministerio cuando no estés.

En la primera parte hablamos sobre algunas cualidades que un pastor de jóvenes debe tomar en cuenta para un trabajo efectivo, lentes que nos harán ver el camino más claro.

En esta parte continuaremos con varias actitudes y cualidades, que debemos aplicar a nuestras vidas y nos serán de instrumentos poderosos para un trabajo eficaz en el ministerio con los jóvenes.

Estas cualidades son:

1. La madures:
La madures que tengamos determinará nuestro trabajo, que será de la salud espiritual de los que están bajo nuestra cobertura, hoy más que nunca necesitamos personas maduras en el ministerio juvenil.
Cuando hablamos de madurez decimos que es:
- Personalidad y carácter definido:
El saber quien soy, y cuales son mis temores y cuales son mis defectos.
El pastor que no conozca sus defectos y no luche contra ellos le será difícil lidiar con los defectos de otros.
- Misión y visión:
Saber que quieres y hacia donde te diriges, para que estas en el mundo. (¿Cuál es tu función?). Cuando Dios da un visión a un Hombre, le muestra el problema que viene a ser el por que de la visión, no hay visión sin que exista un por que. (un problema) (Eh 1.2-3.).
Esta debes transmitirla a los que sirven contigo en el ministerio (tanto los que están bajo tu cobertura, como los que son tu cobertura espiritual.) (Neh 2.4-7, 2.17-20).
Como mencionamos antes, tú eres un modelo que ellos ven y si eres inconstante, ellos serán inconstantes, por lo tanto la madurez no es importante, es vital.

2. Tu identidad está definida por tu llamado:
Tu identidad es la que Dios te da, es la identidad de un pastor de jóvenes, no hay forma en que no pensemos y actuemos como un pastor. Tengamos titulo o no de pastor, es lo que somos, nadie te pude quitar esa condición.

3. Aprende a delegar (Deut 1.9-18, 1Tim 3.8-13):
Aprende a delegar en otros, ya que un ministerio grande requiere muchos lideres. Por lo tanto, lo recomendable y lo más sano es que en quien delegues, sean personas que tengan una visión conectada a la tuya, con un corazón de siervos, personas de tu confianza, no neófitos, personas con cierto grado de madurez y con un espíritu de crecimiento espiritual progresivo, probados en fidelidad, compromiso y amor.

4. Debes estar abierto a nuevas estrategias (Jos cap. 6 al cap. 8):
Debes estar abierto a los cambios en las estrategias, que Dios quiera hacer, no podemos poner un molde a Dios.

5. Aprende a escuchar (1 Sam 17.32-40):
Debes aprender a escuchar hasta los más pequeños de tus discípulos, tu tienes que saber que estás pastoreando a un instrumento de Dios que trastornará un área que necesita ser impactada y probablemente sea el que te suceda en el ministerio, no tengas en poco a nadie, esta siempre abierto a la ministración y los consejos de los tuyos, ya que son las personas que Dios te puso como ayuda.

6. Ábrete a Dios (1 Tim 4.1-5, Neh 4.17-18):
Toda ministración que Dios quiera hacer en tu equipo (ministerio) no debe encontrar obstáculo, pero debes saber siempre quien es el canal, muchos querrán ministrar a tu gente, pero tu como su pastor eres quien permite quien entra y sale del rebaño, debes tener de lo que suceda, esto te ahorra el tener que reparar destrucciones del diablo, en otras palabras has murallas, pon porteros y atalayas, aprende a discernir los espíritus.

7. El trabajo en equipo (Ecl 4.9-12)
El trabajo en equipo con otros ministerios y dentro del mismo ministerio, hará que actúes con fuerza en el campo de batalla, para alcanzar metas comunes en pro del avance del reino de Dios ''Casa desunida no prospera''.

Advertencia.

El ministerio juvenil es el ministerio más difícil, te llevará tiempo y esfuerzo, tendrás que tener paciencia y firmeza, así que si no eres capaz de amarlos tanto para entregar tu vida por ellos, no te involucres a trabajar en este ministerio, por tu bien y el de ellos.

Por Alexander Mundaray R.

The Avengers 10 lecciones que podemos aprender de la película



en la evangelización de la juventud, un ministerio titulado: “Atrévete a compartir”, escribió un breve ensayo para el diario The Christian Post con el fin de provocar la reflexión sobre cómo trabajar juntos y que esto puede conducir a la iglesia para ganar siempre.

En este artículo se basa en diez lecciones extraídas de la película logrando encontrar enlaces bíblicos para los cristianos para que estos puedan entender el pensamiento sobre la guerra espiritual. Por ejemplo, el escudo del Capitán América (interpretado por el actor Chris Evans) se puede interpretar como el escudo de la fe que describe el libro de los Efesios.
Pero no sólo son las armas de los súper-héroes que se pueden conectar con los mensajes de la Biblia, sino que todos estamos llamados a la misión de salvar a la gente cita en Filipenses 1: 27: “…firmes en un mismo espíritu, combatiendo unánimes por la fe del evangelio”.
He aquí las diez lecciones de Los Vengadores, que según el pastor la iglesia puede aprender


1. Es difícil hacer que las personas luchen juntas, pero cuando se deciden a hacerlo, la gente se salva (Filipenses 1:27).
Solamente que os comportéis como es digno del evangelio de Cristo, para que o sea que vaya a veros, o que esté ausente, oiga de vosotros que estáis firmes en un mismo espíritu, combatiendo unánimes por la fe del evangelio,

2. Los Vengadores aprendieron a lidiar con sus diferencias (Gálatas 3:28).
Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.

3. Bruce Banner (Hulk) tiene una gran “fuerza interior” que puede usarse en cualquier momento (Efesios 6:10).
Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza.


4. La armadura de Iron Man, es impenetrable y sabe cómo usarla (Efesios 6:13).
Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes.


5. El escudo del Capitán América, es poderoso y sabe cómo usarlo (Efesios 6:16).
 Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno.


6. Thor, empuña un arma capaz de destruir al enemigo (Efesios 6:17).
Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios


7. Hulk, no inclinarse ante otros dioses [como Thor y Loki] (Éxodo 20:3).
No tendrás dioses ajenos delante de mí


8. Ellos no tienen un plan de ataque. Ellos sólo tienen un plan… atacar (Santiago 1:22).
Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos.


9. Su líder tiene cicatrices (Isaías 53:3-6).
Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como que escondimos de él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos.
Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido.
Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.
Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros.

10. Ellos están unidos por un objetivo común (Mateo 28:18-20).

18 Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra.
19 Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;
20 enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.

Código De Honor De Los Héroes




Código
es un sistema de principios y reglas a seguir, requisito necesario para ser parte de algún grupo o comunidad (se puede ser parte de aquella agrupación mientras uno sea considerado "honorable", o sea confiable, de integridad y valor para el grupo).  En algunos casos está escrito, como un reglamento tradicional, y otras veces consiste en una serie de principios para el comportamiento implícitos, o sea que es lo que se espera de una persona sin la necesidad de decirlo, o expresado de manera simbólica en rituales o algún tipo de tradición oral.
Héroe
Una persona se convierte en héroe cuando realiza una hazaña extraordinaria y digna de elogio e imitación para la cultura de su ciudad y generación , particularmente cuando para ello sacrifica o arriesga valerosamente su vida, mostrando con ello gran valor y virtudes que se estiman dignas de imitación (por sus hechos le conocerán), sobre todo para los jóvenes. Tradicionalmente, el término "héroe" se vincula sobre todo a las hazañas bélicas ("héroe de guerra", quien muestra un coraje y/o éxito extraordinarios en combate, sobre todo cuando resulta muerto o herido por arriesgar voluntariamente su vida por la Patria, Josué hijo de nun ,David hijo de Isaí, pablo de tarso.
Su lucha desinteresada en defensa del inocente, de los corazones solitarios y desamparados del amor ya sea
Combatiendo con simplemente con el no juzgar a los demás, declarando el día de salvación, visitando jóvenes solitarios,
haciendo actividades para apoyar a personas que muchas veces no conocemos, cruzando colonias sin mirar si hay sol o
lluvia porque tienen un compromiso primeramente con su Dios y con las personas que le esperan en dichas colonias.
Se puede hablar así de sus frutos amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, Mansedumbre,
templanza.(Gálatas 5:22-23) que convierten a los héroes en verdaderos "santos" modernos que predican en
Facebook con sus post y sus muros hablan palabras de vida y no de muerte, en un mundo que carece de valores morales
y el creer en lo que no se ve, esta pasado de moda surge esta nueva raza de Héroes que hacen dramas y coreografían
mensajes que para el mundo están totalmente desactualizados pero hablan de la palabra de su maestro que es la misma
de ayer, de hoy y de siempre.   “ Dijo:  Jehová es mi roca y mi fortaleza,  y mi libertador;” 2Sa 22:2

Código Del Héroe
1. Los héroes no dan vueltas sin sentido, ellos saben a donde van, porque ellos saben para que están.
2. Los héroes son tentados, pero saben que y con que responder a sus artimañas. Los héroes saben que sus decisiones y
respuestas pueden desagradar a otros, no obstante aceptan el costo que sus acciones les demandan.
Psa 91:1  El que habita al abrigo del Altísimo  Morará bajo la sombra del Omnipotente.
3. Los héroes no necesitan ciertos medios para ser tales, son héroes sin importar el escenario en que les toque actuar. Son fieles a esa genética que siempre los hace proceder igual.
4. Los héroes tienen una aspiración, un sueño, una visión con antelación en su vida y para su futuro, porque eso hará que la prisión no los haga desaparecer. Eso hará que utilicen a la prisión como un escalón para subir, como una autopista para colocarse cerca del cumplimiento del sueño de Dios en su vida, más cerca de cruzar la línea de su promoción.
Isa 40:31 pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.
5. Los héroes saben esperar su tiempo. Es una espera activa. No asaltan primeros lugares, no traicionan amistades, ni mucho menos hieren ninguna espalda.
6. Los héroes son fieles y leales, pase lo que pase, ocurra lo que ocurra porque saben que su fidelidad les dará en su tiempo sus merecidas promociones.
1Pe 3:14 Mas también si alguna cosa padecéis por causa de la justicia, bienaventurados sois.(F) Por tanto, no os amedrentéis por temor de ellos, ni os conturbéis,
7. Los héroes saben esperar su tiempo, los héroes siempre son y serán reconocidos, ellos lo saben, ellos esperan.
Heb 6:15  Y habiendo esperado con paciencia,  alcanzó la promesa.
8. Los héroes aunque pequeños, se ven obrando como grandes. Los héroes ensayan mil veces la obra que aman y
desean presentar con excelencia en su momento.
1Sa 16:7 Y Jehová respondió a Samuel: No mires a su parecer, ni a lo grande de su estatura, porque yo lo
desecho; porque Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos,
pero Jehová mira el corazón.
9. Los héroes son auxiliados por Dios, porque el sabe que son esa gente distinta que frente el problema, la tribulación o
.el desafío, sólo verán progreso, grandeza y avance. Los héroes se resisten a morir en el problema. Los héroes quieren
morir, pero después de haber cruzado la línea de su victoria.
“Alzaré mis ojos a los montes; ¿De dónde vendrá mi socorro? Mi socorro viene de Jehová, Que hizo los cielos y
la tierra.” Psa 121:1-2
10. Los héroes no le piden permiso a sus problemas o enfermedades para hacer lo que Dios les mostró y ordeno hacer.
Los héroes se echan sobre sus hombros los problemas y viajan con ellos camino a hacer la obra que Dios les encomendó
y no aceptan que los mismos los detengan.
1Sa 17:45 Entonces dijo David al filisteo: Tú vienes a mí con espada y lanza y jabalina; mas yo vengo a ti en el
nombre de Jehová de los ejércitos, el Dios de los escuadrones de Israel, a quien tú has provocado.
11. Los héroes no se rinden, lo vuelven a intentar una y otra vez.
1Jn 4:18 En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí
castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor.
12. Los héroes han sepultado la cultura del no poder. Han renunciado a morir a la mitad del camino. Han decidido
rendirse pero sólo una vez que hayan cruzado la línea y hayan escuchado su nombre de labios de Aquel que
recompensará su obra con toda justicia.
eh 2:5 y dije al rey: Si le place al rey, y tu siervo ha hallado gracia delante de ti, envíame a Judá, a la ciudad de
los sepulcros de mis padres, y la reedificaré.

13. Los héroes no negocian lo que esta prohibido negociar. Ellos no están dispuestos a que sus sueños, sus ideas y
proyectos se desintegren en el proceso de darles forma. Eso es también un héroe.
14. Los héroes no se olvidan de donde salieron o mejor dicho de donde les saco Dios, por eso devuelven en obras
desinteresadas a sus prójimos el gesto de haber sido salvados y transformados por el mismo Dios.
Cuando salgas a la guerra contra tus enemigos, si vieres caballos y carros, y un pueblo más grande que tú, no
tengas temor de ellos, porque Jehová tu Dios está contigo, el cual te sacó de tierra de Egipto.”
 Deuteronomio 20:1


sábado, 13 de septiembre de 2014

Debo Cuidar De Mi Hermano

si no amo a mi hermano projimoGen 4:8  Y dijo Caín a su hermano Abel:  Salgamos al campo.  Y aconteció que estando ellos en el campo,

Caín se levantó contra su hermano Abel,  y lo mató.

Gen 4:9  Y Jehová dijo a Caín:  ¿Dónde está Abel tu hermano?  Y él respondió:  No sé.  ¿Soy yo acaso

guarda de mi hermano?

[8]  4.8 Salgamos al campo : según versiones antiguas. La frase no se encuentra en el texto hebreo.

[9]  4.8 Cf. Mt 23.35; Lc 11.51; 1 Jn 3.12.

[10]  4.9 ¿Dónde está Abel, tu hermano? Hay un evidente paralelismo entre esta pregunta y la de Gn 3.9. En ambos casos, los interrogados tratan de eludir su propia responsabilidad con una evasiva. Véase Ex 32.22-24 n.

Gen 3:9  Mas Jehová Dios llamó al hombre,  y le dijo:  ¿Dónde estás tú?

Mi hermano y el resentimiento

1Co 13:5  no hace nada indebido,  no busca lo suyo,  no se irrita,  no guarda rencor;

[5]  13.5 No busca lo suyo: Cf. Flp 2.4.

Php 2:4  no mirando cada uno por lo suyo propio,  sino cada cual también por lo de los otros.

 Mi Hermano Y La Venganza

Lev 19:18  "No seas vengativo ni rencoroso con tu propia gente. Ama a tuprójimo, que es como tú mismo. Yo

soy el Señor.[2]

Lev 19:18  No te vengarás,  ni guardarás rencor a los hijos de tu pueblo,  sino amarás a tu prójimo como a ti mismo.  Yo Jehová.

[13]  19.18 Con el mandamiento del amor al prójimo culmina la serie de preceptos destinados a promover la honestidad, la solidaridad y la justicia entre los miembros de la comunidad. La palabra hebrea traducida por prójimo designa a una persona con la que se tiene una relación que no es de parentesco (p.e., el vecino o el compañero de trabajo). El contexto da a entender que a este prójimo había que buscarlo únicamente dentro del propio pueblo. Jesús y los escritores del NT dieron a este mandamiento alcance universal. Cf. Mt 22.39; Mc 12.31,33; Lc 10.27; Ro 13.9; Gl 5.14; Stg 2.8. Véase también Mt 5.43 n.

Mat 22:37  Jesús le dijo:  Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón,  y con toda tu alma,  y con toda tu

mente.

Mat 22:38  Este es el primero y grande mandamiento.

Mat 22:39  Y el segundo es semejante:  Amarás a tu prójimo como a ti mismo.

Pro 22:22  No abuses del pobre por ser pobre,  ni oprimas ante los jueces al indefenso

UN JOVEN CLAVADISTA

Un joven que se había criado ateo, estaba tratando de convertirse en un clavadista olímpico. La única

Influencia religiosa en su vida venía de un amigo cristiano que siempre le estaba predicando. El joven

clavadista nunca realmente le prestaba atención a los sermones de su amigo, pero los escuchaba seguido.

Una noche el clavadista entró a la alberca que estaba dentro del colegio donde asistía. Todas las luces

estaban apagadas, pero el edificio tenía grandes ventanas en el techo y la luna estaba brillando, había

suficiente luz para poder practicar. El joven se subió al trampolín más alta y al voltearse de espaldas hacia la

alberca, en la orilla de la tabla, y extendiendo sus brazos hacia afuera, observó su sombra en la pared, la

sombrea de su cuerpo, estaba en forma de cruz, en vez de echarse el clavado se arrodilló y finalmente le pidió

a Dios que entrara en su vida.

Mientras este joven estaba allí, una persona de mantenimiento entró y encendió las luces. El agua de la

Alberca había sido drenada para hacer algunas reparaciones.

jueves, 11 de septiembre de 2014

Codigo del LIDER DE JOVENES

heroesUn ministerio juvenil de impacto y de efecto requiere que sea basado en relaciones discipulares, no tendría sentido un ministerio donde los pastores y líderes de jóvenes solo se conozcan aéreamente, un ministerio fuerte se basa en relaciones de discipulados fuertes.

Ser pastores requiere cualidades que inviten a los jóvenes a seguir un estilo de vida cristiano que supuestamente nosotros llevamos.

A continuación varias de estas cualidades:

1. Ser como padres:

El pastorear jóvenes implica el ver a estos como a hijos, saber sus necesidades y suplirlas, tu prioridad son ellos, por lo que tienes el deber de cuidarlos, protegerlos, aconsejarlos, formarlos, confrontarlos, entre otros atributos (asignaciones) que implica ser padre.
Tu responsabilidad es prepararlos para enviarlos al trabajo del ministerio, (mayoría de edad) y que este, enfrente los retos más capacitado que tu cuando fuiste enviado.

2. Ser amigo (Juan 15:14-16.):
No basta con suplir sus necesidades y con entrenarlos, si no te conocen tan bien como a un verdadero amigo, deben conocerte tan bien que más haya de que seas su autoridad espiritual, ellos puedan ver en ti al amigo, a quien está en la plataforma ministrando y predicando, pero a quien me le puedo acercar, abrirle mi corazón y mostrarle que hay en el.
Los que saben que más haya que tu seas un pastor, tu eres su pastor.El joven debe sentirse con toda la confianza de contar contigo y la relación con cada uno de tus muchachos debe ser bilateral y privada.

3. Ser su modelo (1corintios 11:1):
Deben ver en ti a alguien digno de seguir, una persona de fe y pasión por Dios y su obra, deben ver en ti integridad y humildad, sin tacha alguna y que corres hacia donde Dios te ha llamado.
Ellos deben ver primeramente en ti, el reflejo de la luz de Cristo, alguien que tiene toda su vida dedicada a Dios y que como David, tiene su mismo corazón.

4. El Deber de confrontación: 
Los problemas pequeños al cabo de un tiempo, pueden convertirse en la peor pesadilla del desarrollo integral de los jóvenes y del ministerio.
Tenemos que aprender a confrontar a los muchachos cuando tienen conductas anormales que le puedan hacer daño, cuando están afectados por pecados, malas decisiones tomadas y cada vez que estos estén en peligro de que cualquier cosa les tiente.
La labor de prevención es importante para evitar desviaciones en el camino, son muchos los errores que se cometen por falta de prevención.
Como pastores debemos meternos en su vida, si tomó una mala decisión decírselo claro, aunque les duela a los dos, pero nunca te quedes callado.
No hagas énfasis tanto en el error, sino en la solución, ayudarle a superar sus errores, restáuralo.

5. Aprende a ver su potencial:
Debes aprender a reconocer el ministerio al cual Dios lo llamo, ver su potencial te ayudará a identificar el área donde Dios lo quiere; tienes que verlo como un producto terminado, mostrarle lo que lleva dentro y ayudarle a desarrollarse.

6. Debes probarlo y reconocerlo (1 Timoteo 3:10.):
En otras palabras examínalo, ve como actúa en su vida normal, donde el muchacho no se sienta que lo están vigilando o probando, sino que en su actuar natural, muestre su crecimiento, madurez y logros, para reconocerlo, afirmarlo por lo que es, reconocer sus logros y buscar oportunidades para asignarle mas responsabilidades (trabajo ministerial.).
Cuando alcance algo por pequeño que sea, felicítalo y celebra sus logros como si fueran tuyos.

7. Debes trabajar para la afirmación del ministerio (Eclesiastés 2:18-19):
Debes trabajar para un futuro, ellos son tus herederos en el servicio, por lo tanto, debes tener en cuenta que la visión que Dios te dio sobre el ministerio, es de ellos también y ellos la tienen en sus manos, lo que hagas por ellos ahora, será tu trabajo mañana en el ministerio cuando no estés.

En la primera parte hablamos sobre algunas cualidades que un pastor de jóvenes debe tomar en cuenta para un trabajo efectivo, lentes que nos harán ver el camino más claro.

En esta parte continuaremos con varias actitudes y cualidades, que debemos aplicar a nuestras vidas y nos serán de instrumentos poderosos para un trabajo eficaz en el ministerio con los jóvenes.

Estas cualidades son:

1. La madures:
La madures que tengamos determinará nuestro trabajo, que será de la salud espiritual de los que están bajo nuestra cobertura, hoy más que nunca necesitamos personas maduras en el ministerio juvenil.
Cuando hablamos de madurez decimos que es:
- Personalidad y carácter definido:
El saber quien soy, y cuales son mis temores y cuales son mis defectos.
El pastor que no conozca sus defectos y no luche contra ellos le será difícil lidiar con los defectos de otros.
- Misión y visión:
Saber que quieres y hacia donde te diriges, para que estas en el mundo. (¿Cuál es tu función?). Cuando Dios da un visión a un Hombre, le muestra el problema que viene a ser el por que de la visión, no hay visión sin que exista un por que. (un problema) (Eh 1.2-3.).
Esta debes transmitirla a los que sirven contigo en el ministerio (tanto los que están bajo tu cobertura, como los que son tu cobertura espiritual.) (Neh 2.4-7, 2.17-20).
Como mencionamos antes, tú eres un modelo que ellos ven y si eres inconstante, ellos serán inconstantes, por lo tanto la madurez no es importante, es vital.

2. Tu identidad está definida por tu llamado:
Tu identidad es la que Dios te da, es la identidad de un pastor de jóvenes, no hay forma en que no pensemos y actuemos como un pastor. Tengamos titulo o no de pastor, es lo que somos, nadie te pude quitar esa condición.

3. Aprende a delegar (Deut 1.9-18, 1Tim 3.8-13):
Aprende a delegar en otros, ya que un ministerio grande requiere muchos lideres. Por lo tanto, lo recomendable y lo más sano es que en quien delegues, sean personas que tengan una visión conectada a la tuya, con un corazón de siervos, personas de tu confianza, no neófitos, personas con cierto grado de madurez y con un espíritu de crecimiento espiritual progresivo, probados en fidelidad, compromiso y amor.

4. Debes estar abierto a nuevas estrategias (Jos cap. 6 al cap. 8):
Debes estar abierto a los cambios en las estrategias, que Dios quiera hacer, no podemos poner un molde a Dios.

5. Aprende a escuchar (1 Sam 17.32-40):
Debes aprender a escuchar hasta los más pequeños de tus discípulos, tu tienes que saber que estás pastoreando a un instrumento de Dios que trastornará un área que necesita ser impactada y probablemente sea el que te suceda en el ministerio, no tengas en poco a nadie, esta siempre abierto a la ministración y los consejos de los tuyos, ya que son las personas que Dios te puso como ayuda.

6. Ábrete a Dios (1 Tim 4.1-5, Neh 4.17-18):
Toda ministración que Dios quiera hacer en tu equipo (ministerio) no debe encontrar obstáculo, pero debes saber siempre quien es el canal, muchos querrán ministrar a tu gente, pero tu como su pastor eres quien permite quien entra y sale del rebaño, debes tener de lo que suceda, esto te ahorra el tener que reparar destrucciones del diablo, en otras palabras has murallas, pon porteros y atalayas, aprende a discernir los espíritus.

7. El trabajo en equipo (Ecl 4.9-12) 
El trabajo en equipo con otros ministerios y dentro del mismo ministerio, hará que actúes con fuerza en el campo de batalla, para alcanzar metas comunes en pro del avance delreino de Dios ''Casa desunida no prospera''.

Advertencia.


El ministerio juvenil es el ministerio más difícil, te llevará tiempo y esfuerzo, tendrás que tener paciencia y firmeza, así que si no eres capaz de amarlos tanto para entregar tu vida por ellos, no te involucres a trabajar en este ministerio, por tu bien y el de ellos.