sábado, 22 de noviembre de 2014

El Plan De Dios Para El Matrimonio lección 26



Gén 2:21 Entonces Jehová Dios hizo caer sueño profundo sobre Adán, y mientras éste dormía, tomó una de

sus costillas, y cerró la carne en su lugar.

Gén 2:22 Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre.

Gén 2:23 Dijo entonces Adán: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; ésta será llamada

Varona, porque del varón fue tomada.

Gén 2:24 Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.

Gén 2:25 Y estaban ambos desnudos, Adán y su mujer, y no se avergonzaban.

 

[18] 2.23 En hebreo, las palabras traducidas por hombre y mujer tienen un sonido muy parecido. Este parecido, lo mismo que el relato de la formación de la mujer con una costilla sacada del hombre, quiere destacar la unidad de naturaleza, la íntima afinidad entre ambos sexos y, por tanto, la igualdad esencial de derechos.

[19] 2.24 Mt 19.5; Mc 10.7-8; 1 Co 6.16; Ef 5.31. Este v. pone de relieve la dignidad y el significado profundo de la unión matrimonial.

El Diseño Perfecto

Gén 2:21 Entonces Jehová Dios hizo caer sueño profundo sobre Adán, y mientras éste dormía, tomó una de

sus costillas, y cerró la carne en su lugar.

Gén 2:22 Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre.

[18] 2.23 En hebreo, las palabras traducidas por hombre y mujer tienen un sonido muy parecido. Este parecido, lo mismo que el relato de la formación de la mujer con una costilla sacada del hombre, quiere destacar la unidad de naturaleza, la íntima afinidad entre ambos sexos y, por tanto, la igualdad esencial de derechos.

El Diseño Prefecto Necesita Un Cuidado Especial

Efe 5:25 Esposos, amen a sus esposas como Cristo amó a la iglesia ydio su vida por ella.

5.25 Cf. v. 2; Gl 2.20. Como Cristo amó: El amor de Cristo se presenta como el modelo ideal para el amor del esposo hacia la esposa

Un diseño perfecto , requiere unidad perfecta

Gén 2:25 Y estaban ambos desnudos, Adán y su mujer, y no se avergonzaban.

[20] 2.25 La desnudez es aquí la expresión de una vida sencilla, sin sentimiento de culpa y en perfecta armonía consigo mismo y con el prójimo. Después, como consecuencia del pecado, llegó a ser motivo de verg@uenza. Cf. Ez 16.37; Os 2.3.

 

Conclusión

para poder vivir en un matrimonio feliz, se necesita vivir un matrimonio en el cual, hacer la voluntad de Dios sea la mayor prioridad, de esa manerahabra mas entendimiento y tolerancia de pareja, y elñ señor será glrificado en ese hogar. El cumplimiento de la palabra sin duda alguna traerá como resultado hogares felices y estables, animo, podemos lograrlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario