jueves, 29 de enero de 2015

Manejar Con Cuidado


Psa 90:12  Enséñanos de tal modo a contar nuestros días,  Que traigamos al corazón
Sabiduría.

Manejar con sabiduría

Enséñanos a contar nuestros días de tal modo, Que traigamos al corazón sabiduría.
Confiando nuestra vida en Dios
90.12 Percatarnos de que la vida es corta nos ayuda a utilizar el poco tiempo que tenemos de una manera sabia. Nos ayuda a centrarnos en usar la vida para un bien eterno. Dedique tiempo para contar sus días al preguntar: "¿Qué quiero que suceda en mi vida antes de morir? ¿Qué pequeño paso puedo dar hoy hacia ese propósito?"
La brevedad de la vida es un misterio, y el salmista encuentra la razón de ello en los pecados del hombre, que excitan la ira divina. Las iniquidades del hombre están siempre desafiando a la justicia divina, y aun los pecados más secretos resaltan ante su faz. Por eso, la vida del hombre no sobrepasa los ochenta años 12, y aun éstos están llenos de amarguras y penalidades, en las que se siente la vaciedad y el disgusto. Por otra parte, los hombres no miden el alcance de la cólera divina, y así se entregan alegremente al pecado, sin pensar que en ello les va la vida. El salmista suplica, en este supuesto, que Dios le dé a entender la brevedad de la vida para saber vivir con la conciencia de su limitación, y, en consecuencia, organizándola conforme a las exigencias del temor de Dios, que es el principio de la sabiduría 13.

Pero muy pocos han aprendido a “contar sus días”, y no se dan cuenta de lo efímero de su vida. Hoy pueden medir la distancia al sol y la luna y a las estrellas y la cantidad exacta de tiempo para que la luz llegue de ellas, pero no han aprendido a contar sus propios días. Aun si son lit. las cifras de larga vida de los pre diluvianos, ninguno vivió por mil años, que para Dios no es más significante que un día. Solamente Dios puede dar la sabiduría para contar, o evaluar, o juzgar, nuestros días; sólo Dios puede hacernos entender la realidad (cf. Eph_5:16; Col_4:5).

Eph 5:15  Tengan cuidado de cómo se comportan. Vivan como gente que piensa lo que hace, 
y no como tontos.
Eph 5:16  Aprovechen cada oportunidad que tengan de hacer el bien, porque estamos 
viviendo tiempos muy malos.
Eph 5:17  No sean tontos, sino traten de averiguar qué es lo que Dios quiere que hagan.
Eph 5:18  No se emborrachen, pues perderán el control de sus actos. Más bien, permitan 
que sea el Espíritu Santo quien los llene y los controle.
Eph 5:19  Cuando se reúnan, canten salmos, himnos y canciones espirituales. Alaben a Dios 
el Padre de todo corazón, y denle siempre gracias por todo, en el nombre de nuestro Señor 
Jesucristo.
Eph 5:21  Ustedes, que honran a Cristo, deben sujetarse los unos a los otros.



No hay comentarios:

Publicar un comentario