jueves, 26 de febrero de 2015

¿Qué te daré? lección 40


1Ki 3:5  Y se le apareció Jehová a Salomón en Gabaón una noche en sueños, y le dijo Dios: Pide lo que quieras que yo te dé.
[8]  3.5 Los sueños son, en el AT, una forma común de revelación divina (cf. Gn 26.24; 28.11-15; 31.11,24; Jue 7.13; 1 S 3; 28.6).
Esta es la primera de cuatro ocasiones en la cual Jehovah le habla a Salomón (ver 6:11-13; 9:1-9; 11:11-13). El autor se siente obligado a explicar por qué aconteció esto en el lugar alto principal, Gabaón; el rey y todo el pueblo adoraban a Dios allí porque el templo no había sido edificado todavía (2). Para absolver a Salomón de cualquier clase de sospecha, el autor también añade que Salomón amaba a Jehovah y caminaba en los estatutos de David (3).
Pedir conforme a mi prioridad
1Ki 3:9  Da, pues, a tu siervo corazón entendido para juzgar a tu pueblo, y para discernir entre lo bueno y lo malo; porque ¿quién podrá gobernar este tu pueblo tan grande?
Al hacer esta petición, el rey Salomón pone de manifiesto que la dignidad real, como cualquier otra forma de autoridad, más que un privilegio personal debe ser un servicio en favor del pueblo.
3.6-9 Cuando se le dio la oportunidad de tener lo que deseara más en el mundo, Salomón pidió sabiduría ("corazón entendido") para poder guiar bien al pueblo y para tomar decisiones correctas. Nosotros también podemos pedir esta misma sabiduría (Jam_1:5). Note que Salomón pidió sabiduría para llevar a cabo su trabajo. No pidió a Dios que hiciera el trabajo por él. No debemos pedir a Dios que haga por nosotros lo que El quiere hacer a través de nosotros. Por el contrario debemos pedirle que nos dé sabiduría para saber qué hacer y el valor para continuar en ello.
¿Cuál es mi Prioridad?
Mat 7:7  Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá.
Pedid…buscad…llamad. En el gr. estos mandatos están en el tiempo presente y sugieren la idea de “seguid pidiendo…seguid buscando…seguid llamando.” Aunque Jesús no enseñó que la persistencia en la oración haría que Dios accediera a los deseos humanos, la persistencia también es considerada como sinónimo de fe, de que Dios responderá (vers. 8).

7.7, 8 Jesús nos dice que debemos persistir en nuestra búsqueda de Dios. No faltan las personas que se rinden después de algunos esfuerzos sinceros y concluyen que Dios no puede ser hallado. Llegar a conocer a Dios demanda decisión y Jesús asegura que nuestros esfuerzos serán premiados. No se rinda en su afán por encontrarse con Dios. Siga pidiéndole más sabiduría, paciencia, conocimiento, amor y comprensión. El se los dará.



sábado, 21 de febrero de 2015

Te esperamos tempranito




Alas como de paloma, lección 39


Psa 55:6  Y dije: ¡Quién me diese alas como de paloma!
 Volaría yo, y descansaría.

Agobiado por las circunstancias
Psa 55:8  Me apresuraría a escapar  Del viento borrascoso, de la tempestad.
Psa 55:9  Destrúyelos, oh Señor; confunde la lengua de ellos;  Porque he visto violencia y 
rencilla en la ciudad.
Psa 55:10  Día y noche la rodean sobre sus muros,  E iniquidad y trabajo hay en medio de 
ella.
Psa 55:11  Maldad hay en medio de ella,  Y el fraude y el engaño no se apartan de sus 
plazas.
Psa 55:12  Porque no me afrentó un enemigo,  Lo cual habría soportado;  Ni se alzó contra 
mí el que me aborrecía,  Porque me hubiera ocultado de él;
Psa 55:13  Sino tú, hombre, al parecer íntimo mío,  Mi guía, y mi familiar;
Psa 55:14  Que juntos comunicábamos dulcemente los secretos,  Y andábamos en 
amistad en la casa de Dios.

55.6-8 Aun los que están especialmente cerca de Dios, como David, tienen momentos en los que quieren huir de todo y escapar de los problemas y presiones de la vida.
55.9-11 La ciudad, que se suponía debía ser santa, estaba plagada de problemas internos, violencia, contiendas, malicia, abuso, destrucción, amenazas y mentiras. Los enemigos externos, a pesar de ser una amenaza constante, no eran tan peligrosos como la corrupción interna. Aun hoy las iglesias procuran a menudo defenderse de los problemas del mundo pecaminoso mientras fracasan en ver que sus propios pecados motivan sus problemas.
55.12-14 Nada nos duele más que una herida hecha por un amigo. Habrá momentos cuando los amigos nos confronten con amor para ayudarnos. Los verdaderos amigos, sin embargo, permanecen junto a nosotros en los tiempos difíciles y nos brindan consuelo, amor, aceptación y comprensión. ¿Qué clase de amigo es usted? No traicione a quienes ama.

Buscando el verdadero refugio
Psa 55:16  En cuanto a mí, a Dios clamaré;  Y Jehová me salvará.
Psa 55:17  Tarde y mañana y a mediodía oraré y clamaré,  Y él oirá mi voz.

55.17 Orar en la mañana, en la tarde y en la noche es sin duda una manera excelente de mantener prioridades legítimas a través de cada día. Daniel siguió este patrón (Dan_6:10), como lo hizo Pedro (Act_10:9-10). Las oraciones del pueblo de Dios son el arma principal en contra del mal que abruma al mundo.

Aprendiendo a confiar en Dios
Psa 55:22  Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará;   No dejará para siempre caído al justo.
55.22 Dios quiere llevar nuestras cargas, pero a menudo continuamos llevándolas nosotros aun cuando decimos que confiamos en El. Confíe en que la misma fuerza que lo sostiene a usted puede también llevar sus cargas.


sábado, 14 de febrero de 2015

Auténticos amigos lección 38

  Joh 15:15  Ya no os llamaré siervos, porque el siervo 
  no sabe lo que hace su señor; pero os he llamado 
  amigos, porque todas las cosas que oí de mi Padre, os 
  las he dado aconocer.

no os llamo siervos…pero…amigos. No hay indicación alguna en este evangelio de que Jesús hubiera llamado siervos a sus discípulos, aunque El usa en 13:16 una analogía de la relación entre el amo y el siervo. Pero como los siervos simplemente hacen lo que se les manda a hacer, a veces sin comprenderlo, Jesús desea una obediencia a un nivel más alto, que es el de la confianza mutua y la amistad de los que le siguen.
Amigo es alguien que profesa o te brinda amistad.
La amistad (del latín amicĭtas, por amicitĭa, de amicus, amigo, que deriva de amare, amar) es una relación afectiva entre dos o más personas. La amistad es una de las relaciones interpersonales más comunes que la mayoría de las personas tienen en la vida.
La amistad se da en distintas etapas de la vida y en diferentes grados de importancia y trascendencia. La amistad nace cuando las personas encuentran inquietudes y sentimientos comunes. Hay amistades que nacen a los pocos minutos de relacionarse y otras que tardan años en hacerlo.

15.15 Como Jesucristo es Señor y Amo, debiera llamarnos siervos; pero nos llama amigos. Cuánto consuelo y seguridad nos da que el Señor nos haya escogido como amigos de Cristo. Como El es Señor y Amo, le debemos nuestra obediencia plena. Pero por sobre todo, Jesús nos pide que le obedezcamos por amor.

Joh 15:15  y a no los llamo siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su amo. Los llamo mis amigos,
porque les he dado a conocer todo lo que mi Padre me ha dicho.

Un compromiso mutuo
Joh 15:13  El amor más grande que uno puede tener es dar su vida por sus amigos.
Joh 15:14  Ustedes son mis amigos, si hacen lo que yo les mando.

Jesús el amigo genuino


sábado, 7 de febrero de 2015

Sin Respuesta lección 37 Parábola de la viuda y el juez injusto


También les refirió Jesús una parábola sobre la necesidad de orar siempre, y no desmayar,
Luk 18:2  diciendo: Había en una ciudad un juez, que ni temía a Dios, ni respetaba a 
hombre.
Luk 18:3  Había también en aquella ciudad una viuda, la cual venía a él, diciendo: Hazme 
justicia de mi adversario.
Luk 18:4  Y él no quiso por algún tiempo; pero después de esto dijo dentro de sí: Aunque ni 
temo a Dios, ni tengo respeto a hombre,
Luk 18:5  sin embargo, porque esta viuda me es molesta, le haré justicia, no sea que 
viniendo de continuo, me agote la paciencia.
Luk 18:6  Y dijo el Señor: Oíd lo que dijo el juez injusto.
Luk 18:7  ¿Y acaso Dios no hará justicia a sus escogidos, que claman a él día y noche? ¿Se 
tardará en responderles?
Luk 18:8  Os digo que pronto les hará justicia. Pero cuando venga el Hijo del Hombre, 
¿hallará fe en la tierra?

 Venciendo  la desesperación
Parábola propia de Lc. Como los discípulos deberán sufrir mucho, para esto les es necesaria la oración, estando alerta para esta venida. En el lugar paralelo del “Apocalipsis sinóptico” se vaticina todo esto, y se les recomienda para ello estar atentos, “vigilantes” y “orar” (Luc_21:36 par.). Esta constante vigilancia por la oración es lo que inculca esta parábola, cuyo tema se enuncia abiertamente al comienzo de ella: “Es preciso orar en todo tiempo y no desfallecer.” No se trata de una oración matemáticamente continua, pero sí muy asidua.
La parábola se centra en un juez acaso venal que no se molesta en hacer justicia a una pobre viuda. Ya los profetas clamaban contra este abuso de los desvalidos. Pero ella urgía le resolviese su asunto, que en el contexto es favorablemente — “hacer justicia” — , e insistentemente volvía a la carga. El mismo temió; le estaba molestando tanta insistencia. Por lo que se decide a hacerle justicia, no sea que “finalmente venga y me dé más quebraderos de cabeza.”

 El juez justo siempre hará justicia
18.1 Insistir en nuestras oraciones hasta obtener respuesta no significa una repetición sin fin, ni estar en reuniones de oración prolongadas y tediosas. La oración perseverante implica ser constantes en nuestras peticiones delante de Dios, como si viviéramos por El de día en día, con la certeza de que responderá. Cuando vivimos por fe, no debemos rendirnos. Dios puede demorar su respuesta, pero siempre tendrá buenas razones y no debemos confundirlas con negligencia de su parte. Al persistir en la oración, crecemos en carácter, fe y esperanza.
Psa 68:28  Dios mío, demuestra tu poder; ¡reafirma lo que has hecho  por nosotros!
Psa 40:1  Puse mi esperanza en el Señor,  y él se inclinó para escuchar  mis gritos;