sábado, 21 de febrero de 2015

Alas como de paloma, lección 39


Psa 55:6  Y dije: ¡Quién me diese alas como de paloma!
 Volaría yo, y descansaría.

Agobiado por las circunstancias
Psa 55:8  Me apresuraría a escapar  Del viento borrascoso, de la tempestad.
Psa 55:9  Destrúyelos, oh Señor; confunde la lengua de ellos;  Porque he visto violencia y 
rencilla en la ciudad.
Psa 55:10  Día y noche la rodean sobre sus muros,  E iniquidad y trabajo hay en medio de 
ella.
Psa 55:11  Maldad hay en medio de ella,  Y el fraude y el engaño no se apartan de sus 
plazas.
Psa 55:12  Porque no me afrentó un enemigo,  Lo cual habría soportado;  Ni se alzó contra 
mí el que me aborrecía,  Porque me hubiera ocultado de él;
Psa 55:13  Sino tú, hombre, al parecer íntimo mío,  Mi guía, y mi familiar;
Psa 55:14  Que juntos comunicábamos dulcemente los secretos,  Y andábamos en 
amistad en la casa de Dios.

55.6-8 Aun los que están especialmente cerca de Dios, como David, tienen momentos en los que quieren huir de todo y escapar de los problemas y presiones de la vida.
55.9-11 La ciudad, que se suponía debía ser santa, estaba plagada de problemas internos, violencia, contiendas, malicia, abuso, destrucción, amenazas y mentiras. Los enemigos externos, a pesar de ser una amenaza constante, no eran tan peligrosos como la corrupción interna. Aun hoy las iglesias procuran a menudo defenderse de los problemas del mundo pecaminoso mientras fracasan en ver que sus propios pecados motivan sus problemas.
55.12-14 Nada nos duele más que una herida hecha por un amigo. Habrá momentos cuando los amigos nos confronten con amor para ayudarnos. Los verdaderos amigos, sin embargo, permanecen junto a nosotros en los tiempos difíciles y nos brindan consuelo, amor, aceptación y comprensión. ¿Qué clase de amigo es usted? No traicione a quienes ama.

Buscando el verdadero refugio
Psa 55:16  En cuanto a mí, a Dios clamaré;  Y Jehová me salvará.
Psa 55:17  Tarde y mañana y a mediodía oraré y clamaré,  Y él oirá mi voz.

55.17 Orar en la mañana, en la tarde y en la noche es sin duda una manera excelente de mantener prioridades legítimas a través de cada día. Daniel siguió este patrón (Dan_6:10), como lo hizo Pedro (Act_10:9-10). Las oraciones del pueblo de Dios son el arma principal en contra del mal que abruma al mundo.

Aprendiendo a confiar en Dios
Psa 55:22  Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará;   No dejará para siempre caído al justo.
55.22 Dios quiere llevar nuestras cargas, pero a menudo continuamos llevándolas nosotros aun cuando decimos que confiamos en El. Confíe en que la misma fuerza que lo sostiene a usted puede también llevar sus cargas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario